Es importante que controles la alimentación selectiva para evitar la desnutrición infantil, hay unas pautas que puedes seguir y hoy te las contamos.

El desarrollo de la conducta alimentaria inicia en la primera infancia y el comportamiento con respecto a la alimentación se afianza a medida que el niño crece. 

En ese orden de ideas, es importante que como madre y/o padre tengas en cuenta que la alimentación selectiva puede ser parte normal del desarrollo de un niño, sobre todo en la etapa pre-escolar ( 2 y 5 años).

Hablemos de neofobias

Es común que sus preferencias alimentarias sean variables y que también se presenten neofobias ( se niegan a aceptar alimentos nuevos). 

OJO ¡Esas preferencias pueden tener consecuencias!

Sin embargo, cuando la restricción de alimentos que consumen es importante, sobre todo si la mayoría de ellos pertenecen a un solo grupo, como por ejemplo los vegetales, puede conducir a trastornos serios de la alimentación que afecten el crecimiento y desarrollo normal del niño. 

La falta de variedad en la ingesta de alimentos puede conducir a deficiencia de vitaminas y minerales ( como el zinc y el hierro), a problemas como estreñimiento (secundario a baja ingesta de fibra) e incluso comprometer la ganancia de peso y talla esperadas para la edad del niño/a. 

Los picky eaters o niños quisquillosos para comer son aquellos que, sus preferencias alimentarias limitan de forma leve o moderada la ingesta de ciertos alimentos, sin llegar esta restricción a afectar la progresión de su crecimiento.

Por esto es importante intervenir a tiempo

A pesar de ello, si no existe una evaluación e intervención oportuna esto podría conducir a verdaderos trastornos de alimentación como el ARFID (Trastorno de evitación/ restricción de la ingesta de alimentos).

Este puede asociarse con una pérdida de peso significativa o con una incapacidad para lograr el aumento de peso esperado, deficiencias nutricionales, necesidad permanente de suplementación y efectos psicosociales negativos. 

Aunque es típico del desarrollo que los niños muestren un patrón de alimentación exigente en la primera infancia, es indispensable identificar a tiempo aquellos casos que realmente interfieren con el crecimiento normal y realizar un manejo adecuado antes de que el estado nutricional del niño se comprometa. 

Por eso es indispensable que si los padres de familia notan selectividad alimentaria marcada, consulten de inmediato.

Recuerda que también podemos compartirte ideas de desayunos para niños y otros tips. ¡Contáctame!

Dejar comentario